Es fácil crecer de nuevo (si sabes cómo) – I


No me malinterpreten, todos los que tenemos responsabilidades empresariales o directivas en estos últimos años, sabemos perfectamente que no hay nada fácil y que crecer de nuevo, tras las fuertes caídas sufridas por la nefasta situación económica, requiere nuevas ideas, desarrollar nuevos modelos de negocio y, sobre todo, mucho esfuerzo.

He querido parafrasear en este post, el título del famoso libro de Allen Carr http://tinyurl.com/ablog telematel86uzw3 (que a mí me ayudó hace años a dejar de fumar), porque el Sr. Carr, propone desarrollar un proceso mental para lograr el objetivo, que se basa, a mi juicio al menos, en prepararnos mentalmente, no para sufrir (como en el método de la “fuerza de voluntad” que AC deplora) sino para disfrutar de la experiencia del no fumador.

Hoy en día, es tan evidente que estamos en una nueva economía que nadie discute ya que los empresarios y directivos necesitamos abordar procesos de cambio. Muchas empresas están de hecho, por si solas o con ayuda externa, abordando procesos de cambio e innovación. Y como yo mismo vivo, y conozco de cerca, interesantes experiencias de cambios de modelo de negocio, quisiera invitar a las personas que ya están inmersas en procesos de cambio a disfrutarlo y no a “sufrirlo”.

Hace ya bastante tiempo que leí el libro, pero recuerdo vivamente dos ideas con las que quisiera desarrollar esta positiva analogía.

La primera, que la más me impactó, es aquella en la AC define como un mito la dependencia de la nicotina y consigue que el lector logre prepararse mentalmente para reducir el antes temido síndrome de abstinencia a simples y llevaderas molestias. De igual forma, me gustaría compartir con muchas personas ¡que ya están convencidas de que tienen que cambiar! mi convencimiento de que no sufrirán  “mono” por dejar de hacer lo que ya no funciona cuando empiecen a pensar, trabajar y actuar de forma diferente.

Sabemos que el cerebro humano es resistente al cambio y por eso, lo nuevo (por desconocido) está en la raíz de los temores, sin embargo, cuando asuman su roles, sus nuevas responsabilidades, desaparecerán los miedos espontáneamente sin sentimiento de pérdida o de vacío (su pesadilla antes de afrontar el cambio), realmente en muchos de estos procesos, para los profesionales, el cambio consiste fundamentalmente en nueva forma de proyectar sus capacidades, por lo tanto, en muchos casos, aunque todavía no lo saben, cuando superen su “miedo” comprobarán que están perfectamente preparados para abordar el proceso con éxito.

La otra idea, también positiva que nos plantea AC es que, realmente se puede disfrutar inmediatamente, en el caso del fumador, desde el instante de la última calada del último cigarrillo. De igual forma, para los profesionales de las empresas, en el mismo momento en el que empiezan a cambiar su agenda, dejando de planificar aquellas actividades que ya no aportan valor al cliente (ni al profesional en muchos casos) y abordan nuevas tareas o de forma diferente, empiezan a descubrir, vivir y disfrutar las ventajas del nuevo modelo.

Añado además, que muchos procesos de cambio, sobre todo los que se orientan a poner al cliente en el centro de la actividad profesional (lugar de donde tenemos que salir nosotros y nuestra visión sobre nuestros productos y servicios – ese es el gran cambio (*) –), reciben, casi de inmediato, una más que favorable respuesta de los clientes que genera inmediatos resultados positivos y, claro está, esta es la mejor recompensa posible, y la más eficaz motivación para seguir abordando los cambios por parte de las personas.

(*) sobre esto hablaremos en el siguiente post.

Todas las empresas y organizaciones que quieren volver a crecer, ya diseñaron, establecieron y tienen en proceso de continua revisión sus propios planes de innovación y sus estrategias de cambio de su modelo de negocio.

Además de ello, en aquellas en las que el cambio funciona, ya tienen al frente de la misma a personas capaces de liderar el proceso, y como el éxito siempre es labor de equipo, antes o después, cada uno de nosotros vamos a recibir una invitación personal para afrontar (o acelerar) nuestro propio proceso de cambio, necesario para el crecimiento de nuestra empresa.

Espero que estas reflexiones ayuden a verlo como una buena noticia.

Para finalizar quiero dejaros algunos links interesantes que seguro que os ayudarán en el proceso de reflexión, y terminar afirmando que CRECER de nuevo ES POSIBLE y que depende, sobre todo, de nosotros mismos.

http://www.youtube.com/watch?v=i07qz_6Mk7g&sns=tw

http://www.kotterinternational.com/

Epílogo: El método de Allen Carr, que pasó de fumador empedernido a ex fumador, ayudó de forma eficaz a muchísimas personas a dejar el tabaco y aunque, paradójicamente, murió de cáncer de pulmón en 2006 (y esto es usado como “excusa” por los fumadores detractores de su método), disfrutó de un gran calidad de vida y  del reconocimiento de las miles de personas a las que ayudó.

Anuncios

Acerca de Vicente Martinez

Desde enero de 2012, soy Director Comercial en TELEMATEL, anteriormente he desarrollado mi carrera profesional en el sector TIC como empresario, siempre en el ámbito del software de gestión ERP, CRM, BPM.
Esta entrada fue publicada en Novedades y Mejores Prácticas, Usuarios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s